Opciones

Una Opción le da al  inversor el derecho, pero no la obligación, tanto de comprar como de vender un instrumento determinado a un precio especificado (conocido como precio strike) en una fecha prevista (fecha de vencimiento). Por este derecho de compra o venta del activo subyacente se paga una prima por adelantado al vendedor de la Opción. La decisión de utilizar o ejercer este derecho depende de las condiciones del mercado en el momento de vencimiento de la Opción. Negociar Opciones permite obtener beneficios en caso de que un instrumento financiero suba o baje con gran liquidez y respaldo. Estas transacciones se realizan en las principales bolsas del mundo con las condiciones establecidas por la respectiva bolsa y su regulación correspondiente, lo que entrega una importante garantía al inversionista.