Acciones

Representan una parte del patrimonio de una sociedad anónima abierta. Representan un derecho de propiedad y el control de un porcentaje del total de la empresa.

Son instrumentos de inversión de capitalización y su rentabilidad es variable, ya que dependen de los resultados de la empresa en sus negocios. Esto se ve reflejado en el precio de la acción.

Además, los accionistas pueden recibir los dividendos que distribuya el emisor y en ciertas ocasiones,  acciones liberadas de pago.

Para el inversionista del mercado de valores, la razón básica para invertir en acciones es la obtención de una renta por un periodo de tiempo determinado. Esta ganancia esperada puede provenir de las variaciones de precios y/o dividendos (reparto de utilidades). La utilidad (pérdida) que proviene de las variaciones de precios recibe el nombre de ganancia (pérdida) de capital, y en la mayoría de los casos es el componente principal de la rentabilidad obtenida en el mercado de acciones.

Las acciones se pueden comprar o vender cuando el inversionista lo estime conveniente. Mientras más fácil sea encontrar un comprador dispuesto a pagar un precio justo, mayor será la liquidez de la acción.

A través del servicio online, nuestros clientes podrán acceder directamente a la ejecución de órdenes de acciones en la Bolsa de Comercio de Santiago, con la comisión más baja del mercado.