Venta Corta

Son operaciones que permiten vender acciones que no se poseen, con el fin de obtener una utilidad en caso de caida en el precio de una acción. Para esto se deben pedir en préstamo a cambio de una garantía y del pago de una prima, que corresponde a una tasa en base mensual. Para cerrar la venta corta, las acciones se deben comprar para ser restituidas a quien las prestó.

El prestatario (o vendedor en corto) apuesta a que el precio de una acción va a caer, consiguiéndola en préstamo, vendiéndola y finalmente comprándola de nuevo para devolverla a un precio menor.

Observaciones

Los préstamos de acciones podrán ser liquidados anticipadamente cuando cualquiera de las partes lo solicite.

El prestatario debe entregar al prestamista los beneficios y variaciones de capital que devenguen las acciones prestadas durante la vigencia del préstamo (Ej: Dividendos).