Otros Productos

A través de nuestros ejecutivos, en forma telefónica o correo electrónico, podrás realizar Forwards de moneda o tasas de interés, Prestamos de Acciones y operaciones de Venta Corta, con fines especulativos o de cobertura, utilizando como garantía los instrumentos mantenidos en custodia con MBI.

 

Otros Productos

Los contratos Forwards son un tipo de contrato derivado que se utiliza para fines especulativos o de cobertura.

Una parte se compromete a comprar y la otra a vender, a un plazo determinado, a un precio específico un activo (el activo subyacente) acordado al momento de cerrar el contrato. Es decir al momento de cerrar un forward se debe definir el activo que subyace el contrato y el precio para la compra/venta.

Su uso más común es para la cobertura de tipo de cambio, donde una persona o empresa debe realizar un pago o cobro futuro en alguna moneda extranjera. Con el forward puede fijar el tipo de cambio al definir en el presente a qué precio comprará o venderá esos dólares (u otra moneda) futuros.

La Superintendencia de Valores y Seguros y la Bolsa de Comercio de Santiago, tienen regulado un sistema formal de préstamo de acciones donde inversionistas pueden prestar o pedir préstamos de acciones, para distintos objetivos. En estas operaciones se distinguen dos participantes.

Prestamista: Es el inversionista que está dispuesto a prestar un cierto número de acciones a cambio de una prima y bajo ciertas condiciones que aseguran que les serán devueltas en un plazo convenido previamente.

Prestatario: Es el inversionista que a cambio del pago de una prima, obtiene acciones en préstamo.

El objetivo de los préstamos de acciones, es generar retorno sobre acciones que son mantenidas en custodia.

*Observaciones

  • El plazo del préstamo de las acciones no podrá ser superior a 180 días.
  • Los préstamos de acciones podrán ser liquidados anticipadamente cuando cualquiera de las partes lo solicite.
  • El prestamista pierde el derecho a voto en las juntas de accionistas.

Son operaciones que permiten vender acciones que no se poseen, con el fin de obtener una utilidad en caso de caída en el precio de una acción. Para esto se deben pedir en préstamo a cambio de una garantía y del pago de una prima, que corresponde a una tasa en base mensual. Para cerrar la venta corta, las acciones se deben comprar para ser restituidas a quien las prestó.

El prestatario (o vendedor en corto) apuesta a que el precio de una acción va a caer, consiguiéndola en préstamo, vendiéndola y finalmente comprándola de nuevo para devolverla a un precio menor.

*Observaciones

  • Los préstamos de acciones podrán ser liquidados anticipadamente cuando cualquiera de las partes lo solicite.
  • El prestatario debe entregar al prestamista los beneficios y variaciones de capital que devenguen las acciones prestadas durante la vigencia del préstamo (Ej: Dividendos).